20 años

En marzo de este 2019, cumplí dos décadas desarrollando “profesionalmente”. Y no me di cuenta de ese hito, hasta hoy.

La fragilidad y volatilidad de nuestra mente.

2003. Con un modernísimo computador… jugando.

“Profesionalmente”. Haciendo dinero con el desarrollo.

Debo utilizar comillas, porque aunque aparentemente puedo saber mucho más que lo que sabía esa versión de mi de hace veinte años, nunca formalicé estudios en las ciencias de la informática.

Estudié formalmente, claro que si. Dos años en la Universidad de Concepción, en algo que no tiene absolutamente nada que ver con Informática. Jóvenes, todos cometemos errores.

No me siento menos por esa carencia de acreditación formal de lo que se hacer hoy. Todo lo contrario.

Incluso cuando hay días en que sigilosamente se me acerca el impostor, cuando leo a jóvenes de hoy que saben mucho más que lo que yo pude conocer en aquel tiempo en que yo fui un muchacho como ellos, jóvenes con muchas ventajas frente a las que yo pude tener hace veinte años, jóvenes notables en ciertas areas del desarrollo, aún en esos días… todo lo negativo e incómodo viene también con el yang de saber que he aprendido del desarrollo de software sobre la marcha, por cuenta propia, armado solo con curiosidad, motivación, un poco (bastante) de Altavista Google.

Eso si, no me siento un desarrollador destacado. Incluso no creo ser uno muy bueno tampoco. Como una Gioconda de sutil sonrisa, el impostor no retira su fiel compañía de mi lado. Luego de dos décadas, dudo que alguna vez nos separemos en buenos términos.

He mejorado. Humildemente puedo decir que disto del adolescente que solo instalaba software y con dificultad modificaba cosas para hacerlas ver a mi gusto.

Pero no me considero alguien digno de distinguir tampoco.

Como sea, al final del día: vivo de esto. De desarrollar.

Bueno. ¿Cuál es la idea de escribir esto hoy?

No se trata ego (espero). No interesa demostrar algo, ni nada por el estilo. Tampoco me atrae el pavonear las canas. La idea es entregar algo útil para quien caiga por acá e invierta su tiempo leyéndome (gracias).

¿Qué puedo entregarle hoy a alguien que está iniciando en esto, o que quiere entrar al desarrollo, en base a esta experiencia de dos décadas?

¿Qué le hubiese dicho a esa versión joven de mi de hace veinte años atrás?

No dejen de aprender cosas nuevas.

En el desarrollo de software, en la informática en general, el conocimiento se mueve extremadamente rápido. Internet convirtió el camino de un desarrollador en una travesía por cruzar un acantilado a través de un puente colgante. El piso no dejará de moverse. Pero avanzarán si continuan poniendo un pie delante del otro. Firmes.

En el desarrollo de software, lo que sabíamos hace unos días, puede ser fácilmente reemplazado por algo nuevo, y eso nuevo puede convertirse en el estándar o patrón aceptado en cosa de semanas o meses. Instrúyanse siempre, y adáptense cuando sea necesario.

Por supuesto que no podrán aprender todo lo que habita en este mundo de la informática y el desarrollo. Es demasiado para un solo cerebro. Tendrán que especializarse. Pero aún decantando por un área en particular, la aparición de nuevas herramientas, nuevos frameworks, nuevas ideas o nuevos paradigmas es cosa de cada día. Menester es el mantenerse informado, y desafiarse a un mismo.

No dejen de aprender cosas nuevas. Salgan de su zona de confort.

Nunca se acepten, confiados, como expertos. Extirpen esa soberbia.

“Experto” no es un calificativo que ustedes deben poner sobre si mismos. Ustedes hacen. Aprenden cosas nuevas, y continúan haciendo. Es el resto, quién observa o usa lo que ustedes hacen, el que pondrá el calificativo sobre vuestra labor.

Aprender es grátis en esto que hacemos. No deben gastar un peso, si no quieren, para entender cosas nuevas, un nuevo lenguaje, un nuevo framework, etc. Guías, recursos, tutoriales, los hay por montón y gratis. Es cosa de tomar la determinación de leer, comenzar a hacer con lo que se ha leído, y no abandonarlo en el camino.

No sientan vergüenza por buscar.

Valdrán más como desarrolladores por vuestra pro-actividad en la resolución de cualquier problema que les pongan por delante. Más que por programar de memoria y a ojos cerrados.

Pasan los años, y Googlear no solo es algo habitual. Es un evento tan común como respirar mientras vives. Acéptenlo, sin miedo. Es más: vuélvanse buenos en ello. Sean los mejores buscando soluciones y ayuda. Busquen y vuelvan a buscar. En inglés si pueden. Es vital aprender inglés en este oficio. Mucho de lo que usamos en el desarrollo tiene como base el inglés. Documentación, problemas y ayuda, está todo plasmado en inglés. No pueden dejar de lado toda la información que encontrarán únicamente en inglés. Estarán en desventaja contra el resto que si puede moverse cómodamente entre su idioma nativo y el inglés.

Los errores son oportunidades.

Esto aplica a todo aspecto de la vida humana. El universo funciona gracias a la prueba y error.

El desarrollo no es diferente. Más aún: vive y mejora por consecuencia de los errores. No debes temer cometerlos. Teme a tu propio ego y tozudez, si crees que no los cometes. Erradica esa necedad de raíz.

El trabajar en torno a un error, el buscar el motivo de un error, el encontrar formas de evitarlos, son parte natural del proceso de desarrollo. Incluso habiendo técnicas para minimizarlos, todas son herramientas o procesos ideados por nosotros mismos, imperfectos. Ergo, sujetos a las mismas fallas humanas.

De los errores aprendemos.

Búsquense un gato que los acompañe mientras trabajan. Disminuirá el stress y la ansiedad.

Kast, quien ya siguió su camino a otra vida, apoyándome en mis labores.

No se descuiden. Ejerciten. Coman sano y balanceado. Su vista. El sentarse correctamente. Sus dedos, muñecas y brazos. Socialicen. Duerman. Su salud en general. Ningún abuso es bueno. Hay vida y mundo que explorar fuera del trabajo.

Ningún abuso es bueno.

Dos gatos a lo más, para que se acompañen entre ellos. Pero no cuatro, cinco o seis. Menos siete. Por favor.

Mis múltiples errores.

(Si tienen la fortuna de poder controlar en cierto nivel o elegir libremente el camino a seguir) No olviden divertirse con lo que deciden hacer para vivir. Si no lo disfrutan, ¿para qué seguir?.

Ciertamente esto aplica a todo ámbito de vuestras vidas y sus ocupaciones. No solo al elegir el desarrollo.

Habrá días no muy buenos. Desastrosos, por cierto. Pero, dentro de la perspectiva de sus ventanas mentales, no todos deben parecer ser días nublados o grises ininterrumpidamente. Si lo sienten así, quizás vuestro camino es otro, y eso está bien. Aprendemos de los errores. Yo mismo erré el camino a seguir en un principio.

Lo que hacen día a día con sus vidas, no debería ser una carga.

Debe apasionarte.

No importa si está pasión no le gusta a tus cercanos; es tu vida. A ti te debe fascinar el horizonte al que apuntas.

Mucho menos importa si lo haces mal en un principio. Esa pasión se transformará en perseverancia. Esa perseverancia, en experiencia. La experiencia, en maestría.

Al final del día, se trata de vivir en paz con uno mismo. Satisfecho por el esfuerzo.

20 años. Y aún me motiva.

9 thoughts on “20 años

  1. 20 años reqlo y monton de gatos, pero esta bien, mientras los gatos no dominen sobre los humanos todo bien :B

    Lo de la búsqueda en inglés fundamental, transversalmente creo yo, a menos que estes buscando algo en español que sabes que el autor escribió en español, pero creo que heredé eso de la busqueda en inglés buscando mis bugs… Hoy día por defecto busco en ingles, todo…

    Liked by 1 person

  2. …y pensar que me di la pajita de leer completo todo tu texto :hands:
    Estás más viejo, mamón, sentimental y hasta poético para escribir :mina: debe ser la edad :tatita:

    Un abrazo Ñatito, (y a Mann del xuto que lo leí por ahí), y que sigan los éxitos “desarrollando”.

    Enjoy..!!

    Liked by 1 person

  3. Un autodidacta ,que siendo un adolescente supo dar un buen uso de su tiempo.Grande mi TC.Tu humildad de hace un hombre grande.
    Felicitaciones por todo lo que has logrado en tu vida.

    Liked by 1 person

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s