Hackintosh, 2019

Soy usuario de macOS desde hace unos años. 2015 puntualmente. Previo a eso, fui usuario de Linux (Póngale el GNU antes si quiere) desde el 2007. Anterior a eso (1996 en adelante), Windows lógicamente (95. Aunque incluso algo del 3.11 logré tocar y usar).

En todo caso, este artículo no es para demostrar lo viejo que estoy, ni mucho menos discutir sobre cuál entorno de trabajo es mejor para el desarrollo de software. Nop. Algo sobre aquello ya escribí por allá en el 2014. Puede leer si lo desea.

Escribo hoy para comentar un poco sobre lo que hice hace unos meses, durante varios meses, y ayudar a quien esté en un predicamento similar al mío.

¿Qué es un Hackintosh?.

Es un computador común y silvestre, pero en vez de utilizar Windows o Linux como sistema operativo, instalas y usas macOS en el, el sistema operativo para computadores Apple.

Clover, bootloader para Hackintosh

¿Por qué hacer un Hackintosh?.

Por diversas razones.

Costo. Hacer uno es considerablemente más barato que comprar uno de las mismas características técnicas (procesador, ram, disco, video, monitor) directo desde Apple.

Longevidad. Las máquinas Apple son lindas, claro que si. Pero sus Laptops y nuevos equipos, una vez que algo dentro falla, por ejemplo, el almacenamiento interno, estás frito. El almacenamiento interno es algo que sufre de desgaste y con el tiempo, fallan. Y como viene soldado en los equipos Apple, no puedes abrir y reemplazar el disco… ni la ram, ni la tarjeta de wi-fi, ni el procesador. Nada. Lo que compraste, es lo que tendrás siempre con esa máquina. Si algo falla, y no tienes un Rossmann Group cerca tuyo, te quedarás con un florero de aluminio.

Diversión. En serio. Te gusta “pensar” con el PC e instalar decenas de distribuciones de Linux al año, ¿solo para probar?. Esto podría entrar en esa categoría.

Y claro: porque se puede. ¿Por qué no hacerlo?.

Necesidad.

Una vez que te metes en esto de desarrollar apps móviles, en algún punto tendrás que lanzar una versión de tu app para iOS (iPhones), y Apple, siendo Apple, solo permite desarrollar para sus equipos en entornos que corren en sus equipos nada más. Aún cuando te metas en React Native o Flutter, el compilar y lanzar el app a producción en la tienda, tendrás que hacerlo desde macOS.

No hay vuelta.

Algo parecido puede ocurrir si trabajas en producción de video o audio. O diseño gráfico, sobretodo orientado a apps. Hay muy buen software disponible solo para macOS. En esos casos, es entendible también.

¿En mi caso?.

Una mezcla del problema de longevidad y costo.

Tengo aún un Macbook Pro de 15″ del 2015. La última serie decente de Macbooks Pro. ¿Por qué lo digo?.

Una vez que renovaron el diseño de los Macbook Pro el 2016, muchas cosas salieron mal. Cosas que aún hoy, 2019, siguen mal. Con tweaks aplicados por Apple, pero que en su nucleo aún dan problemas.

El touch-bar, que puede ser simpático para quien escribe mirando el teclado. Pero cuando desarrollas y usas memoria para escribir sin mirar el teclado, y cuando necesitas las teclas F a tu disposición para diversos shortcuts al programar, una pantalla táctil que reemplaza todas esas teclas, incluida la de escape, no es un buen camino.

Hubo un problema con la temperatura de los nuevos Macbook Pro. Minimizado ahora por “optimizaciones” de Apple a su OS. Pero siempre ha sido un problema con Apple, y ahora que adelgazaron aún más sus equipos “Pro”, el problema es mayor.

Existe aún un gran problema con los teclados de los nuevos Macbook Pro. Resulta que en la infinita imbecilidad de Apple con sus diseños y la obsesión que tienen por hacerlos cada vez más y más delgados (culpable de lo de la temperatura también), rediseñaron el teclado y el mecanismo que usa cada tecla, porque el mecanismo anterior, uno tradicional, no les cabía en el chasis nuevo. Todo por ahorrarse unos milímetros. Nacho el mecanismo mariposa… que es una basura. Cuando falla, es el fin de la tecla y el teclado completo. Y no requieres vaciar un café accidentalmente encima para que falte. No. Basta una terrible pelusa para acabarlo. Tal cual. Si entra una pelusa debajo de una tecla, adiós tecla. Se pegan, escriben múltiples veces el mismo caracter. O se rompen.

Pueden buscar en redes sociales o en Google sobre los cientos de casos reportados. Gente que decide vivir con el problema, porque… No hay otra alternativa (si necesitas usar software Apple).

Alguien llegó a crear un programa para atenuar el problema. En serio. Por software. Un diseño de hardware. Que no debería ocurrir. Vivir con el. No repararlo. Vivir con eso. Y atenuarlo por software.

Si se te ocurre tratar de sacar la tecla, para limpiarla o reemplazarla por una nueva, la tecla se rompe. No se pueden abrir para limpiar como los “antiguos” teclados.

Si llegas a necesitar arreglo de tu teclado, tendrás que ir a un servicio técnico autorizado de Apple para que lo vean. Y el arreglo es: cambiar el teclado completo, con el chasis inferior incluido. Así es.

Si vives cerca de una tienda de Apple oficial, buena onda. En unos días podrías tener tu equipo contigo, como nuevo. ¿Pero para los que vivimos en regiones?.

Además, estar una semana sin equipo de trabajo, ¿cómo cresta produces en ese periodo?.

Apple en un momento minimizó el problema del teclado. Con orgullo lanzaron una revisión del teclado con los equipos 2018, diciendo ingeniosamente que era más “silencioso”. ¿Qué habían hecho?. Pusieron una membrana plástica bajo las teclas, con la esperanza que las pelusas no entrasen y dañasen las teclas. Efecto secundario: el teclado sonaba menos (por el plástico). Así lo promocionaron, como un teclado más silencioso.

Hijos de la Daisy.

Eventualmente reconocieron el problema, y hoy en día dan una garantía extendida para los problemas de teclado. Pero volvemos al mismo problema: ¿días sin el equipo mientras lo reparan?, ¿qué pasa si vives en una ciudad sin servicio técnico oficial de Apple?.

Y los teclados nuevos, “silenciosos”, no resolvieron el problema al 100%. Aún fallan. Por algo están dentro del programa de reparación de Apple también.

El tema del teclado finalmente fue lo que me llevó a decidir no mirar a Apple, y buscar alternativas. No iba a soportar tamaña estupidez, y tener que vivir con ese problema por años.

Así fue como empecé a ver el mundo del Hackintosh con esperanza.

Mal que mal, ya tengo un Macbook Pro 2015, aún bueno, disponible para tomarlo y salir con el si lo necesito. Y en casa trabajo todo el día en la misma oficina, por lo que un equipo de escritorio no es un problema para mi.

Podía intentar este experimento en paralelo, sin dejar de tener una máquina lista para trabajar mientras hacía andar el Frankestein correctamente.

Super.

Las piezas.

Hace años que no armaba un PC. Muchos años. Desde la época de los tarreos. Creo que la última vez que usé un PC de escritorio fue por allá por el 2003-2004.

En esto del Hackintosh, escoger las piezas correctas para el PC te salvará de muchos dolores de cabeza.

Verás. Cuando armas un PC, y le metes Windows o Linux, una vez que terminas de instalar el OS, el mismo OS en el caso de Windows 10 descarga los drivers para hacer funcionar el resto de los componentes que pudieran no ser detectados a la primera por Windows. Linux, es el kernel el que hace la magía, y sus updates también arreglan problemas de ese tipo con hardware nuevo.

Pero macOS no es así. Apple controla el software y hardware. Por lo que no tienen la necesidad de hacer que su OS corra en todo tipo de hardware. Solo en los equipos que ellos diseñan y hacen. Por lo que si armas un PC para Hackintosh con algún componente que Apple no soporte, vas a tener muchos inconvenientes para hacerlo andar.

Seleccionar las piezas correctas es la clave.

Afortunadamente la comunidad de Hackintosh es muy buena onda y crean listas como esta o esta otra, para poder cotizar y comprar partes que ya han sido probadas por otros conejillos de india.

Coticé la opción de traer las piezas desde Amazon. Pero al final, con los costos de envío y los impuestos encima, las piezas quedaban igual que comprarlas acá en Chile en PCFactory o SPDigital.

Y eso hice. Compré, entre esas dos tiendas, todo lo que necesitaba.

La pieza más importante es la Placa Madre. Que tenga un chipset reconocido por macOS es vital para no tener problemas mayores con el resto. Los Hackintoshers recomiendan normalmente placas Gigabyte o ASUS.

Mi Hackintosh.

Yo fui por una ASUS TUF H370-PRO GAMING. Quería comprar la pieza en Talca, por la garantía en caso de problemas. SPDigital fuera por eso. PCFactory la tenía. Gigabyte no había acá al momento de la compra, así es que, ASUS fue.

Sobre esa placa madre ASUS TUF H370-Pro Gaming:

  • Procesador Intel Core i7-8700 de 3.2ghz.
  • 32gb de RAM Corsair.
  • Disco NVMe 1TB Crucial.
  • Disco SSD Sata 1TB Crucial.
  • Video Gigabyte Radeon RX 580 de 4gb.

¿Ahorro?

En Chile, un iMac de 21″ a 1080p (como el monitor que ya tenía), pero con 8gb de ram vs 32gb de mi equipo, 1tb de disco tradicional vs 1tb NVMe/SSD, y con un procesador Core i5 de 2.3ghz en vez de un Core i7 de 3.2ghz, sale por la no despreciable suma de: $CLP1.000.000

No venden un iMac comparable a lo que armé, acá en Chile. No en tiendas establecidas al menos.

Armar directo en Apple.com este iMac de más abajo, semejante al que terminé construyendo, con procesador Core i5-8700 de 3.1GHz (menos que el Hackintosh), con 32GB de ram, video Radeon Pro 575X de 4GB (poco menos que el Hackintosh) y un disco SSD de 1TB, cuesta…

USD$3.100. Unos CLP$2.300.000 hoy. Eso sin considerar el costo de envío e impuestos al importarlo. Nadie lo vende en Chile directo, no con esas características. Solo al ojo, serían unos CLP$3.100.000 la gracia completa puesta en Chile.

Un Hackintosh, similar a eso customizado en Apple.com, sale un 60% más barato.

Y seguramente puedes aumentar aún más el ahorro, si vas por piezas dentro de la lista Budget de TonyMac. Si no necesitas un maquinón, servirá igual. Al ojo, un 70% de ahorro, fácil, con una opción Budget.

Es más: pueden comprar las piezas de a poco. Solo deben asegurarse de comprar primero una placa madre compatible. Esa debe ser la primera compra. Luego pueden ir por el resto, de a poco. No tienen que desangrarse por hacerse un tarro bueno, ni vender su alma en cuotas.

¿Ven a dónde voy?

EFI.

Básicamente, casi todo en el Hackintosh se resume a la partición de inicio EFI del disco donde instalan macOS. Esa partición usa un software de inicio, Clover, que se encarga de decirle al equipo que OS bootear. Y si es macOS lo que bootean, Clover inyecta parches y drivers adicionales (en la forma de kext, extensiones del kernel de macOS), necesarios para hacer andar algunas cosas en hardware no Apple.

No es mi intención guiarlos en como instalar el build, paso a paso. Lo siento.

Pero si quieren aventurarse en esto, deben leer esta guía. Una vez que estén confiados con lo leído y el proceso, usen una instalación Vanilla de macOS, para no modificar el sistema y no tener inconvenientes cuando deban actualizar macOS.

Pueden saltar directamente a la instalación Vanilla si lo desean. Yo debí haberlo hecho así. Pero no tenía idea de esto (Vanilla macOS) hasta que inicié con el build que les comenté acá. Para la actualización a macOS Catalina será.

Teniendo una carpeta EFI lista, de un build similar en specs, puntualmente la placa madre y el procesador, eso les adelantará un 90% del trabajo. O el 100%, si logran armar uno con la misma placa madre, procesador y video que la carpeta EFI que consiguieron.

Por eso, acá les dejo mi carpeta EFI, lista.

Recibí mucha ayuda de quienes dejaron sus carpetas EFI disponibles en línea. Lo menos que puedo hacer, es devolver la mano.

Solo deben llenar los valores del SMBIOS: BoardSerialNumber, SerialNumber, SmUUID en el config.plist, con Clover. Este punto (generar esos valores correctos dentro del SMBIOS) lo repasan en la guía de instalación de TonyMac. Relax.

No es para cualquiera.

Pero si estás calificado, es una alternativa más que recomendable.

Obviamente el proceso de armar un PC lo puede hacer cualquiera que tenga experiencia en esto. Pero instalar macOS no es como instalar Windows o Linux hoy.

Habrá que “pelear” harto con la máquina y el OS.

Deben estar cómodos con la línea de comandos, con probar, reiniciar, googlear y volver a probar.

Se frustrarán. Deben poder motivarse a ustedes mismos a seguir.

Para alguien con experiencia en desarrollo, algo de Linux y manejo más o menos avanzado de PCs, esto es proyecto de un día.

Yo me demoré 3 horas en dejarlo andando en bruto. Eso es copiar el instalador al pendrive, instalar, y que corriera el OS sin la necesidad del pendrive de inicio.

Partiendo de cero. Al primer intento. Nada mal.

Luego la aceleración del video integrado fue una pelea de unas 3 horas más por si sola, Googleando y probando.

Todo eso en un solo día. Satisfecho.

Tiempo después, cuando actualicé el video (por el monitor 4K), tuve que batallar con la tarjeta Gigabyte RX 580 que colgaba el sistema al azar y sin aviso, con un log que decía:

com.apple.xpc.launchd[1] (com.apple.DumpGPURestart): Service only ran for 2 seconds. Pushing respawn out by 8 seconds

Cuando se pegaba, se congelaba el OS, pero el mouse y la música seguían sonando. Lo resolví entre otras cosas: usando el kext Lilu, actualizando la definición del SMBIOS (iMac19,2), con unos parches en el ACPI, unos flags en el BOOT de Clover…
…y finalmente cambiando la tarjeta de video desde el puerto PCIe superior de la placa madre (el más cercano a la CPU), al puerto PCIe más lejano a la CPU (el secundario). Lo leí en TonyMac (gracias clems6belio), lo probé y… funcionó. En serio.

Esa fue una batalla de dos semanas. Costó, pero lo pude resolver.

Tips.

La placa madre y la configuración de ella en la BIOS es en extremo importante. Lean en TonyMac por los parámetros recomendados para el modelo que compraron. Actualicen la BIOS antes de ponerse a hacer cambios en la configuración.

Ojalá tengan un equipo Apple propio, antes de empezar con el Hackintosh. Necesitarán usar macOS para crear el pendrive instalador. Y aunque logren hacerlo con una imagen de VirtualBox o con un Macbook prestado, el hecho de tener una máquina legal como Plan B en caso que algo le pase a su instalación en el Hackintosh, es invaluable para la tranquilidad mental.
Aunque nada me ha ocurrido en varios meses con mi build, el tener un Plan B ahí descansando, es impagable si trabajan con esta máquina.

Si no son Googleadores proeficientes, mejor no intenten esto. No llegarán a ningún lado sin Googlear, bastante.

Casi ninguna placa madre deja funcionando la Wifi y el Bluetooth. Es por el chip que usa Apple en sus equipos. Las Wifi y Bluetooth integradas de las placas madres, no andan. No se calienten la cabeza. Si solo necesitan Ethernet, el puerto de la placa funcionará, y tendrán internet.
Si necesitan Wifi y/o Bluetooth, lo mejor es comprar esta tarjeta de red 2 en 1: incluye Wifi y Bluetooth juntas, con un chip igual al que usa Apple. La tarjeta aquella literalmente es conectarla y usarla. No hay que instalar nada, ningún kext o parche, para que funcione todo que le corresponde.

Con un monitor 1080p no tendrán problemas con el video integrado. Si van a ir por un monitor 4k, deben comprar una tarjeta de video si o si. Una compatible con macOS. Lo bueno es que Apple ha hecho compatible con su OS varias tarjetas de video AMD. Sorry fans de NVidia. Aunque hay parches para hacer andar esas tarjetas y drivers (nvidia web drivers), eventualmente se vuelven un cacho con las actualizaciones de macOS. Vayan por AMD.
Pueden ver por acá que tarjetas de video soporta macOS directamente. Por eso fui por una Gigabyte RX 580. Son casi enchufar y usar. Tuve que aplicar unos parches para que no se colgara el OS, y andando. Marcas: generalmente recomiendan Sapphire, Asus o Gigabyte.

Respalden la carpeta EFI cuando esté funcionando, y antes de hacer un cambio. La carpeta EFI la montan con Clover directamente, así la pueden ver. Zipeen la carpeta EFI, y guarden copia de ella. Cada vez que hagan un cambio: respaldo. Y guarden todos esos respaldos.

Si pueden, compren un segundo disco del mismo tamaño que el principal que van a usar. No necesariamente un SSD. Un disco tradicional barato sirve igual. Pero dos discos de igual tamaño.
En mi caso tengo un NVMe principal, y un SSD Sata secundario. ¿Por?.
Pueden usar SuperDuper! o Carbon Copy Cloner en Mac, para hacer una copia 1:1 del disco principal, completo, hacia el secundario.
¿Qué ganan con eso?.
Cada vez que haya una actualización del OS, pueden correr el proceso de clonado antes de aplicar el update. Luego del respaldo-clonado, corren el update de macOS, y reinician. ¿Salió todo bien?. La raja, siguen trabajando. ¿Salió todo mal?. Filo. Reinician, desde Clover seleccionan el disco duro secundario para bootear, y tendrán su OS tal cual como estaba hasta antes del update. Desde esa copia secundaria, inician SuperDuper! o Carbon Copy Cloner, y hacen que restaure la copia completa del OS desde el disco de respaldo al disco principal (un clonado al revés). Si el disco secundario es un SSD, el proceso será más rápido obviamente. Una vez que termine, reinician, vuelven a seleccionar el disco principal en Clover la iniciar, y listo, en unos minutos están de vuelta en el disco principal con todo tal como estaba pre-update, y pueden seguir trabajando como siempre.
Luego pueden ver con calma que estuvo mal con el update, leer las comunidades como TonyMacX86, e informarse para saber qué hacer.

No salten el primer día ante un update. Lean primero. Generalmente en la portada de TonyMacX86 ponen una noticia sobre un update, y dentro de los comentarios los invaluables conejillos de india van diciendo si está todo bien y pueden actualizar de una, o si deben aplicar algún parche X después de actualizar.

You had one Job.

Si Apple no es capaz de hacer un equipo decente, y a un precio no ridículo, bienvenido sea el Hackintosh y su comunidad.

Por ahí en la comunidad de Hackintosh se lee muchas veces una frase que dice más o menos así: no existe el Hackintosh perfecto.

Ahora que entiendo un poco más de este mundo, puedo decir que eso depende mucho de tu elección inicial.

¿Un Laptop Hackintosh perfecto?: no lo hay. Los notebook siempre tendrán algún detalle que no funcionará al 100% en macOS. Y como no puedes cambiarle todas las piezas dentro (a veces no puedes cambiar la tarjeta de wifi, o de bluetooth, etc.) es verdad: quedará algún detalle, pero funcionarán en un 95% super bien.

¿Un Hackintosh de escritorio perfecto?. Claro que si. Uso uno actualmente.

Funciona sin problemas: audio, video, ethernet, wifi, bluetooth, cpu, ventilación, video integrado, video dedicado, aceleración por hardware, inicio, reinicio, suspensión, hibernación, facetime/airdrop/imessage/continuity y todo lo que depende técnicamente del chip de bluetooth (aunque no soy usuario de esos servicios), puertos usb (todos), puertos HDMI, puertos Display Port, etc. dentro de todo lo que puedo recordar. No hay detalles ni peros que reportar.

Solo un pero, la verdad: mi Hackintosh no suena como Wall-E al iniciar. Pésimo servicio. Una de cinco estrellas.

Con esto tengo para varios años de vida laboral. En paz.

Si es que no quedo cesante, claro.

One thought on “Hackintosh, 2019

  1. Buen post ctm, para alguién que vaya a tirarse a hacer un hackintosh. Como bien escribes, hacer uno de estos proyectos no es una wea de un par de horas, solo la instalación es un proyecto de día entero. La construcción varios días de búsqueda y compras. Y es que así es hacer todo from scratch no?

    Quizás algún día haga uno… Aunque yo creo que no :p

    Tremendo papiro ctm :B

    Liked by 1 person

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s