In memoriam: Kast

Amigo querido.

Ha sido un gusto el haber podido compartir contigo este suspiro en el espacio-tiempo que nos fue dado. Fue un agrado compartir largas jornadas de trabajo en compañía de tus ronroneos mientras luchabas contra el mouse por la posesión de mi brazo. Un placer incluso cuando debía aceptarte, entre ronroneos, como bufanda. Por horas.

Lamento mucho como te fuiste. Ahora sabes bien que tratamos de hacer todo lo posible por detener el daño que algún descerebrado te hizo, sin compasión. De verdad lo siento, Kastrato.

Espero que aquel haya sido todo el karma que viniste a pagar durante esta vuelta.

Buen viaje, Kast.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s